Sublimados en tela

Te vamos a explicar un poco de lo que hacemos para transferir una imagen mediante sublimados en tela. Trabajamos con un soporte, lo que es una especie de funda y con una composición de al menos 75% de poliester. Esto para que la imagen pueda transferirse de una manera más efectiva.

La tela se fija en una plancha de corcho con unos alfileres. Lo hacemos para evitar que se arrugue la tela y el sublimados en tela salga defectuosa. Al tener ya lista nuestra imagen, checamos bien que no quede basura en los bordes. De lo contrario puede ocurrir que el sublimado no salga como esperamos.

Una vez eliminado el membrete, podemos fijar la lámina a la tela y así no se nos moverá la imagen al momento de hacer la transferencia. El dibujo tiene que ir centrado y orientado a como queremos que salga. Con cinta adesiva especial fijamos la hoja en la tela. Esto nos ayudará a que no se nos mueva la imagen al momento del sublimado.

Solo una parte se queda sin cinta, porque nos permitirá ver como irá quedando la imagen. Sin embargo, también tenemos que ver con qué calidad se está impregnando.

Resultados de sublimados en tela

Ahora el último pasó será aplicar calor a la lámina. Con esto vamos a terminar el proceso de sublimados en tela. La tinta se transfiere a presión y a altas temperaturas.

El tipo de lámina que usamos tiene un aguante de unos 190°C. Un papel normal se nos podría quemar y además no es apto para hacer este tipo de sublimaciones. La tinta utilizada es especial y se fija con el calor, además de que es lavable.

En ArtPro usamos materiales de muy alta calidad. Nuestra tinta especial puede rendir más de 1000 lavadas y además no se despega. Si quieres saber más, llámanos y con gusto te estaremos atendiendo.